La carpintería del Borda

Hoy volvimos al Borda. En esta oportunidad a La Huella – Empresa Social, la cooperativa que combina la salud comunitaria con trabajos de carpintería. Resulta que algunas de nuestras sillas necesitan una reparación luego de tantos años de uso. Y averiguando entre vecinos nos comentaron que dentro del Hospital existe una cooperativa de internos que realiza trabajos de carpintería. Les dejamos dos sillas y volvieron perfectas. Ahora les llevamos dos más y creo que en poco tiempo habrán pasado todas por sus manos. Cada vez encontramos más motivos para visitar a nuestros vecinos. Invitamos a todos los que estén buscando carpinteros a darse una vuelta por el Hospital Borda, Dr. Ramón Carillo 375, Barracas.
#LaFlorDeBarracas #HospitalBorda #SomosBarracas

Ciclo de Cine y Etnografía – La ciénaga (Lucrecia Martel)

El jueves 2nov (como los primeros jueves de cada mes) se proyectó La ciénaga de Lucrecia Martel. La Ciénaga es una película dramática que retrata las relaciones entre las familias de dos primas, una de clase media (Tali- Mercedes Moran [Sitio Oficial]) y otra de clase alta en decadencia (Mecha- Graciela Borges) en una pequeña localidad de Salta llamada la Ciénaga. El relato se construye a partir de los sonidos y las imágenes del monte, la finca, la pileta, el carnaval, el consultorio del doctor, la casa; espacios cotidianos, privados y públicos, donde las relaciones familiares se tensan y se vuelven extrañas. Es una película de ficción con una mirada eminentemente etnográfica, que desnaturaliza los vínculos familiares y busca construir sentido a través de lo no dicho, de aquello que las personas en las dinámicas familiares no dicen, “eso que está allí, pero de lo que no se habla y que permanece, por lo tanto, como fuera del tiempo y que construye sentido”, explica su directora. En esta búsqueda por el sentido, continúa, “la historia se fundamenta en la mirada de los niños, quienes perciben lo monstruoso del mundo adulto”. De este modo, la película plantea una mirada original, que escapa del relato costumbrista del cine argentino e ilumina sutilmente las particularidades del universo salteño.

Presentó la película: Pia Leavy
Presentó el ciclo: Dra. Diana Lenton

El ciclo promueve la reunión de profesionales, estudiantes e interesados quienes luego de la proyección debaten la temática de la película. Y la continúan en la cena.

 

¿Por qué visitar La Flor de Barracas?

Porque lo hacen, cotidianamente, desde hace más de 110 años, trabajadores y vecinos de Barracas y los barrios del sur de la Ciudad. Una tradición porteña que Uds. cumplirán cada vez que atraviesen las carpinterías originales, caminen el mismo piso calcáreo o se apoyen sobre el estaño. La Flor de Barracas nació fonda (se llamaba Génova) en 1906 y da de comer, sirve refugio espiritual y es parada obligada para ciento de personas que celebran el ritual pagano de regalarse un rato de vida. Hoy integra el grupo de Bares Notables de Buenos Aires.

Barracas es un barrio al sur de la Ciudad. Tuvo pasado de alcurnia, también pendenciero. Fue sede de grandes industrias. Luego, vio deambular por las calles a miles de obreros que perdían sus puestos de trabajo. La Historia Argentina atravesó su territorio. Visitar Barracas es recorrer el siglo XIX y XX.

 

Barracas fue cuna del tango. En sus conventillos se amontonaban los inmigrantes que habían llegado con la ilusión de futuro. Y entre todos crearon aquello que los integró, dio sentido y constituyó como porteños: nuestra invención más genuina. De Barracas es Ángel Villoldo, considerado el padre del Tango. También Agustín Bardi.  Pero, el más querido de todos es Eduardo Arolas, el Tigre del Bandoneón. (Todos los mencionados pertenecieron a la Guardia Vieja). Cada fin de septiembre en la Flor realizamos La Noche de Arolas para recordar al Tigre. Una juntada que reúne historiadores, arqueólogos, alumnos del Taller de la Memoria de la Escuela Normal Superior N°5, investigadores, miembros de la Academia Nacional del Tango y músicos.

 

Barracas es historia, arrabal, orilla, tango. Y buen comer. En la Flor hacemos los platos de antes como antes. Pastas caseras, guisos de olla, milanesas. Nuestros platos especiales son para compartir porque apostamos a la comensalidad. Los llamamos: la Puñalada, Milonga y Atrevida. Todos vienen a caballo (o sea, con dos huevos fritos arriba) porque “la patria se hizo a caballo y en la Flor hacemos patria”. Las opiniones positivas nos han hecho merecedores del #CertificadoDeExcelenciaTripAdvisor en 2016 y 2017. Lucio Cantini es el cocinero en jefe. Dora Ortiz es la abuela a cargo de los postres de abuela.

La Flor es un espacio regenteado familiarmente y apropiado por los vecinos. El Salón Villoldo es el lugar de cumpleaños, reuniones de compañeros, homenajes y festejos. La Universidad de Buenos Aires (UBA) realiza un Ciclo de Cine Etnográfico. Es un salón íntimo con dos ventanas a la calle Arcamendia y que conecta con el Patio Arolas y el bar. El Patio Arolas es ideal para reuniones familiares. Tiene una mesa comunitaria para 12 personas y conecta con la cocina generando una situación típicamente casera.

La Flor tiene armonía. Al ingresar se penetra en un ambiente amigable que acompaña y cobija. Es un bar de esquina que funcionaba como pulpería urbana para abastecerse antes de un largo viaje. Mira hacia el sur. Hacia la pampa infinita.

En la Biblioteca Impopular Roberto Fontanarrosa se pueden tomar libros sobre la historia de barrio, letras de tangos, diferentes patrimonios de la Ciudad. Los diarios del día están disponibles para la lectura. Hasta las mascotas pueden acompañar a sus dueños y pasar un rato en el Arolas.

 

Lo más dinámico es la Agenda Cultural: cine, charlas, presentación de libros, talleres de fotografía, escritura, pintura, meditación, shows de tango, folklore, jazz. En la Flor siempre está sucediendo algo.

 

El vínculo con las instituciones vecinas es muy estrecho. Con los vecinos de enfrente, la Escuela Normal 5, realizamos muchas actividades en conjunto. Sus docentes y alumnos se cruzan, entran y salen, permanentemente de la Flor. A sólo 100 mts. se inicia la Calle Lanín, una obra de arte a cielo abierto creada por el artista plástico Marino Santa María (parroquiano de la Flor, obvio). También se ofrecen a la venta artesanías de internos del Hospital Neuropsiquiátrico Borda, vecinos muy cercanos. El mítico club de fútbol Sportivo Barracas tiene su rincón en el bar.

La visita a la Flor es muy completa. Sólo hay que ser un poco curioso, predisponerse a pasar un momento sin apuro y tener buen apetito. A la salida se llevará puesto nuevos saberes y ricos sabores.

Osvaldo Peredo – El cantor de Buenos Aires – 27oct17

A sólo dos días del regreso de su Gira Europea (canto en Valencia, Madrid, París y Barcelona) y en el marco de la celebración del Día de los Cafés de Buenos Aires recibimos al mejor cantor de boliche de Buenos Aires. Osvaldo Peredo es un maestro de cantores. El Boliche de Roberto fue el aula donde dictó cátedra por muchos años y formó una camada de jóvenes hoy famosos. Osvaldo tiene una manera de decir que lo hace único. Nadie expresa los tangos con su sabiduría. Cada reunión es una misa pagana donde el público sigue con respeto y devoción los tangos que hablan de nosotros y nos desnudan. Osvaldo, además, entre tango y tango discursea anécdotas que sirven de prólogos a sus próximas interpretaciones. O sea, el hombre como si fuera poco edita en vivo. Acompañado por la joven bandoneonista Cindy Harcha Abuhadbah y con la visita de Cristina Zivec realizaron un show emotivo que recorrió de Gardel a Contursi, valsecitos y tangos nuevos. Siempre es una experiencia nueva escuchar a Osvaldo. Cada noche, cada tango, descubre pliegos que revelan diferentes texturas de una misma ciudad.

 

Visita centenaria de don Antonio Castellano (101 años)

Ayer sábado 28oct, al mediodía, volvió a visitarnos don Antonio Castellano. Hace pocas semanas también pasó, pero se nos escabulló sin poder retratarlo. Se conoce que el amigo Antonio andá por los 101 (nació el 29sep1916). O sea, pocos meses después de esta foto de la Flor:

 

Pero, además, curioseando por el bar se encontró que teníamos exhibida una copia de la portada perteneciente al tango Acorazado Rivadavia del genial Ángel Villoldo. Bueno, resulta que nuestro centenario parroquiano (casi contemporáneo a la Flor) tripuló como Sub-Oficial Primero de la Armada Argentina (retirado en 1955) el famoso acorazado cuando andaba por sus 18 años!!!

 

(El ARA Rivadavia, fue un acorazado tipo Dreadnought, de la Armada Argentina, fabricado por el Astillero Fore River de Quincy, MassachusettsEEUU; costó 2.214.000 libras y fue recibido el 27 de agosto de 1914. Al momento de ser encargado, posiblemente fuera el acorazado más importante de la época. La carrera armamentista vigente, sin embargo, pronto generó buques de mayor porte).

El “Rivadavia” fue tan famoso que sirvió de escenario de la película “La muchachada de abordo (1936)” protagonizada por Luis Sandrini y Tito Lusiardo Afortunadamente, aquí van algunas imágenes:

Le regalamos el afiche a don Antonio y allí se fue feliz silbando bajito el tango de don Ángel. Y dice que los 102 los festeja en la Flor.

 

26 de Octubre – Día de los Cafés

Cuando estés mal 
cuando estés solo. 
Cuando ya estés cansado de llorar 
no te olvides de mí 
porque sé que te puedo estimular…

De mi, Charly García (1990)

Hoy, 26 de octubre, se celebra el Día de los Cafés en recordatorio de la nueva entrada del Café Tortoni hacia la Av. De Mayo en 1894. Desde entonces los Cafés nos definen. Hablan de nuestros valores como sociedad. Fueron refugio integrador para millones de inmigrantes (y los siguen siendo aún). En sus mesas lloraron penas, soñaron futuros, mezclaron culturas. El Café nos reúne a todos. Este valor equitativo nos pertenece y cultivamos juntos a diario. El Café no expulsa. Tampoco discrimina ni señala diferencias. Dentro de un Café nos sentimos plenos. Humanos. Iguales.

En la Flor realizamos este ejercicio a diario. Nos proponemos servir de cobijo espiritual. Un momento de sosiego. Para compartir con el otro. O con un libro. Siempre con un pensamiento. Que nuestras mesas sirvan de usinas de arte. O como sitio del reposo más primitivo del ser humano.

Hoy queremos compartir este Día con todos los Cafés de Buenos Aires: los Notables, los que apenas se notan, las grandes cadenas y los más pequeños. Mancomunados frente a una gran responsabilidad, la de seguir siendo la casa de todos.

23oct17 – Cumpleaños 66 de Charly García

Nace una flor, todos los días sale el sol
De vez en cuando escuchas aquella voz
Cómo de pan, gustosa de cantar, en los aleros de mi mente con las chicharras
Pero a la vez existe un transformador
Que te consume lo mejor que tenés
Te tira atrás, te pide más y más
Y llega un punto en que no querés

Mamá la libertad, siempre la llevarás
Dentro del corazón
Te pueden corromper
Te puedes olvidar
Pero ella siempre está
Mamá la libertad, siempre la llevarás
Dentro del corazón
Te pueden corromper
Te puedes olvidar
Pero ella siempre está

Ayer soñé con los hambrientos, los locos
Los que se fueron, los que están en prisión
Hoy desperté cantando esta canción
Que ya fue escrita hace tiempo atrás.
Es necesario cantar de nuevo
Una vez más…
#LaFlorDeBarracas #Feliz66Charly #InconscienteColectivo#EfeméridesMistonga

Presentación del libro “Barracas, raíces al sur”.

El jueves 19oct se presentó en el Salón Villoldo el libro “Barracas, raíces al sur” editado por la Asociación Civil Rumbo Sur. Más de 50 personas representando a instituciones barraquenses y laburantes del barrio. Amamos servir de casa para juntarnos entre vecinos.

 

Los Cafés Notables de Buenos Aires

Por estos días se está llevando a cabo, auspiciado por BA Capital Gastronómica, el Concurso El Mejor Café Notable de la Ciudad. Como desde hace tres años tengo el mío propio, La Flor de Barracas, me llegó la invitación a participar. Y me negué. De igual modo que cuando se eligió la Mejor Milanesa de Bodegón. Mi rechazo al convite responde a varias razones. En primer lugar, no creo que exista el “mejor” Café. Llevo muchos años estudiando a nuestros Cafés y si hay algo que puedo afirmar es que no existe el mejor. Ni siquiera un podio a una tabla de posiciones. Cada Café responde a una barriada, un entorno, un capítulo diferente del relato que cuenta la historia de Buenos Aires. No es igual un Café del Eje Cívico, que el que está en un barrio señorial o el que es frecuentado por laburantes o el que pertenece a un arrabal que supo ser pendenciero. Y todos hablan de nosotros. Pero, no es sólo eso lo que me molesta. Hay algo peor. Considero que el Estado porteño no está para organizar campeonatos sino para acompañar, apoyar, asistir, equilibrar diferencias. “Los Cafés Notables son parte del encanto de Buenos Aires, y con este nuevo concurso queremos potenciarlos para que aumente el turismo, el consumo y como consecuencia el empleo. El 53% de los argentinos bebieron café durante el último año, con un promedio de casi un kilo de consumo per cápita”, manifestó el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. (Así dice la publicidad del Campeonato). No. No Santilli. Estoy totalmente en desacuerdo. En todo caso el turismo concurrirá en mayor medida a los primeros tres de la lista. Exactamente eso pasó con el concurso de la Mejor Milanesa. El ganador de Villa del Parque ahora tiene cola en la vereda (y me alegro mucho por ello) mientras que muchos otros bodegones cierran casi a diario. Justamente el Estado debe balancear estos desequilibrios y no agudizarlos. Y si se consideraba a la milanesa como parte de nuestro patrimonio identitario gastronómico (adhiero a la moción) se hubiese estimulado su consumo mediante distintas acciones (puedo proponer varias).

Volvamos a los Cafés. También se me ocurren varias formas de fomentar el consumo en los Notables (y que no afectarían a las arcas públicas). Tengo una Maestría en UBA al respecto. Ah, y el empleo no se lo genera haciendo campeonatos para determinar al mejor. Absolutamente falso. En fin, allí anda circulando el Concurso de BA Capital Gastronómica. Gracias por la invitación. He decidido no involucrar a La Flor de Barracas en este tipo de competencias.

Carlos Cantini