La antigua Estación Buenos Aires sobre Suárez

En 1904 se constituyó la Compagnie Générale de Chemins de Fer dans la Province de Buenos Aires como sociedad anónima constituida en París con capitales franco-belgas aportados por la Banque de l´Union Parisienne, la Banque de París et des Pays Bas y la Societe Generale de Belgique. La Compañía General de Ferrocarriles de la Provincia de Buenos Aires operó entre los años 1904 y 1946 año en que fue nacionalizada. Operaba líneas de trocha angosta entre Buenos Aires y Santa Fe.

El directorio argentino estaba integrado por el belga Casimiro de Bruyn y el ingeniero argentino Rómulo Otamendi. De Bruyn era gerente de la empresa belga-argentina Bunge y Born y se proponía, con esta línea, competir con la situación dominante de los ferrocarriles británicos ofreciendo servicios más baratos atravesando el corazón de la pampa húmeda, la mas productiva del país.

En 1906, el mismo año que abrió la Flor (como Fonda Génova), comenzaron las obras. El ramal principal unía Buenos Aires con Rosario y en conjunción con el F.C. de Santa Fe llegó a Bolivia en 1908. El proyecto completo de la Estación Terminal era de estilo Beaux Arts y estaba inspirada en el Pavillon de l’Horloge del Louvre. La fachada principal daba a la Avenida Vélez Sarsfield. De todo el proyecto sólo se llegó a construir el ala paralela sobre (nuestra querida) Suárez (foto debajo, actualmente en pie).

Ubicación: Suárez, Lafayette, Avenida Vélez Sarsfield y Olavarría, Buenos Aires

Años: 1906 (proyecto nueva estación y construcción estación provisoria); c. 1909 (construcción ala Suárez)

Autor: Arq. Fernando Dieudonné (proyecto)

Vinos de Gustavo Santaolalla

Cuando nos hicimos cargo de la Flor nos propusimos que nuestra carta de vinos incluya, además de productos de bodegas tradicionales, vinos más exclusivos, de bodegas pequeñas, con un sabor y tratamiento personalizado. A Gustavo Santaolalla lo conocemos desde hace unos años y ni bien nos surgió la oportunidad de operar la Flor no dudamos en ofrecer sus productos. Cielo y Tierra es un emprendimiento vitivinícola de Gustavo Santaolalla y Raúl Orozco, ubicada en la zona de Lunlunta, Mendoza, privilegiada para el cultivo del vid, especialmente la cepa Malbec.

“Cada uno de los proyectos creativos que realicé en mi vida se ha inspirado en tres conceptos: la identidad, la visión y la búsqueda de la excelencia. Esa trilogía está plasmada con pasión en cada uno de mis vinos”dice Gustavo. Compartimos iguales conceptos en nuestra tarea cotidiana en la Flor.

Cielo y Tierra obtuvo Medallas de Oro con sus tres vinos en el concurso Sélections Mondiales des Vins, realizado en Quebec, Canadá.

Los vinos premiados fueron:

Don Juan Nahuel Reserva Malbec 2005: vino top de la bodega, elaborado con uvas de Lunlunta y Agrelo, con 24 meses de paso por barricas de roble nuevas.

Don Juan Nahuel Malbec 2006: 100% uvas de Lunlunta, con 20 meses de crianza en barricas de roble.

Celador Malbec 2007: también elaborado con uvas provenientes de Lunlunta, y 12 meses de paso por barricas de roble.

 

Caracerísticas del Celador (según el enólogo de la bodega Juan Carlos Chavero)

Vista: Color rojo rubí con atractivos tonos vialáceos.
Nariz: Intenso denotando aromas a ciruelas e higos deshidratados, con claras notas de chocolate, acomplejado por especias.
Boca: Suave chocolate con vainilla, liberando en media boca frutas rojas, ciruelas, frambuesa, con un final elegante y equilibrado por sus taninos dulces y maduros.

 

El nuevo emprendimiento de Cielo y Tierra se llama Callejón de las brujas. Un exquisito corte de Petit Verdot, Malbec y Cabernet Sauvignon. El nombre alude al nombre del pasaje que hay para llegar a finca La Luna (propiedad de GS), en Lunlunta.

 

Recomendamos a todos probar cualquiera de los vinos mencionados. Tienen la obsesiva dedicación y cuidado con la que Gustavo Santaolalla emprende y lleva adelante cada uno de sus proyectos.

Marino hizo realidad aquello de pintar su propia aldea

Nacido en Barracas, Marino Santa María eligió para expresarse un arte alejado de las galerías y cercano a la calle. Por eso, sus pinturas en la fachada de las casas del pasaje Lanín se convirtieron en una experiencia única en el mundo, cuenta Pablo Quirós en su nota para el Diario Popular.

Marino es nuestro fiel parroquiano más famoso. Nos visita a diario y le estamos detrás para que nos haga una mesa que dialogue con el magnifico entorno barrial que rodea a la Flor del que este genial artista es el principal responsable.

La nota completa del Popular aquí.

Casa Taller de Marino Santa María (Lanín 33)

Veraneá en Barracas!

En el siglo XIX Barracas fue sitio de veraneo de la clase alta. La única que veraneaba cuando no existían legalmente las vacaciones que conocemos hoy. Sobre la Calle Larga (actual Montes de Oca) se levantaban los palacios y casas de verano de las familias con apellidos patricios. El puerto era la gran usina de dinero y la arteria que conectaba las barracas con los grandes centros de distribución y la city económica era la mencionada Calle. Tener presencia sobre esta vía significaba pertenecer al selecto grupo de exportadores/importadores de ultramar. Y a sus ganancias. Los amigos de El silbador hicieron una magnífica reseña de las mansiones (todavía sobreviven algunas) que, en muchos casos, fueron escenarios de grandes tragedias y leyendas. Aquí va la nota Quintas de veraneo en la Barracas de 1800.

 

Concurso literario “Un café, una historia”

EXCELENTE NOTICIA!!!

La Comisión de Protección y Promoción de los Cafés, Bares, Billares y Confiterías Notables de la Ciudad de Buenos Aires convoca al concurso literario denominado “Un café, una historia”. La convocatoria está abierta del 2/1 al 15/4. Las bases y condiciones del concurso son:

1) Los relatos, que se ajustarán al título de la convocatoria, habrán de estar escritos en castellano.

2) La participación en el concurso es absolutamente gratuita, quedando a cargo de los postulantes los gastos que insuma su participación.

3) La extensión del relato no podrá ser superior a 8000 caracteres con espacio a una sola carilla, espaciado de 1.5 y fuente Arial 11. No se admitirán textos manuscritos.

4) Podrán participar personas físicas de cualquier nacionalidad, que hayan cumplido los 18 años de edad.

5) Cada concursante no podrá participar con más de un relato.

6) Los textos habrán de ser originales e inéditos. Todo concursante declara bajo su exclusiva responsabilidad, la autoría del relato o cuento consursante. El texto no debe haber participado en otros certámenes.

SI EL CUENTO GANADOR SUCEDE EN LA FLOR LE REGALAMOS UNA CENA PARA DOS PERSONAS

Bases completas del Concurso

Más info en http://www.buenosaires.gob.ar/cultura/patrimonio/concurso-literario

Sueños y proyectos compartidos – Una reunión barraquense

El viernes 15 de diciembre convocados, por la Junta de Estudios Históricos de Barracas, distintas instituciones del barrio nos reunimos en la Flor para brindar y seguir tejiendo esta red que nos contiene y protege. “Soñar, compartir y gestionar, objetivo común de esta red de Instituciones y vecinos que trabajan en una construcción sociocultural y patrimonial en Barracas”, dijo Graciela Puccia presidenta de la JEH y mentora del encuentro. Las instituciones reunidas (por segundo año consecutivo en la Flor) fueron: #JuntaDeEstudiosHistóricosDeBarracas#ArchivoHistóricoEnriquePuccia #RumboSur #SurCapitalino#ProtegerBarracas #CircuitoCulturalBarracas#JuntaDeEstudiosHistóricosDeAvellaneda#JuntaDeEstudiosHistóricosDeBarracasAlSud #ElSilbador#AsociaciónDeHistoriaOralDeLaRepúblicaArgentina #LaFlorDeBarracas

La Buenos Aires (y Barracas) de 1915

En 1915 el dibujante y cartógrafo francés Jean Desiré Dulin realizó una ilustración imaginaria de la ciudad de Buenos Aires en altura. La monumental (por tamaño y calidad) obra, de 12 mts de ancho por 1,46 de alto, fue realizada para ser exhibida en el Pabellón Argentino de la Exposición Internacional “Panamá – Pacífico” en la ciudad de San Francisco en el año 1915. Este magnífico trabajo de Dulin se exhibe a partir del 2 de diciembre en el Museo Histórico Cornelio Saavedra.

La oportunidad es buena para recordar que hacia 1915 la Flor de Barracas ya tenía, como mínimo, 9 años de existencia si bien con su nombre originario: Fonda Génova (la foto es de 1916).

Pero, es más interesante aún acercarse a la obra de este auténtico artista y visionario para rastrear, con referencias observables como los terrenos de Casa Amarilla, Parque Lezama, la Av. Martín García, Constitución, los (actuales) hospitales Borda y Moyano, pero, sobre todo, a los inmensos descampados bajos y anegadizos que sirvieron de talleres y galpones al Ferrocarril Sud (el Roca) frente a la esquina de la Flor. Esquina de arrabal, con carácter orillero (considerando a la “orilla” como el fin de la urbanización). Esquina mistonga que fue rebautizada por la barriada con distintos sobrenombres a lo largo de su historia de vida como, por ejemplo, “La Puñalada”, “Tarzán” o “Luna Park”.

En la muy completa nota del Diario La Nación: Un monumental dibujo de la Buenos Aires de 1915 hay un excelente trabajo de edición de video que compara el Buenos Aires de Dulin (piensen que lo dibujó desde el llano, ningún aparato lo ayudo a ponerse en altura) con la actualidad vista desde un dron. La nota tiene mucha más información relevante, no dejen de leerla . Ahora, para ver el original del francés en tamaño real ya saben, tienen que acercarse hasta el Museo.

Tributo al Gato Barbieri – Néstor Astarita Cuarteto

Se ha hecho una costumbre recibir a Néstor Astarita (con sus diferentes cuartetos). Néstor es un viejo vecino de Barracas y de la Flor. Por muchos años vivió en Suárez 1922 a solo una cuadra del boliche. La vida lo fue llevando a un sitio destacadísimo de la música y la cultura de Buenos Aires y hoy tenemos la fortuna que vuelva (mensualmente) a ofrecernos su magia. En esta oportunidad sumó al cuarteto a otro vecino (actual) ilustre del barrio: Bernardo Baraj, para tributar al genial Gato Barbieri.

Son unas noches estupendas. Néstor conduce el show matizando con anécdotas que le dan contexto a cada tema. El clima es muy íntimo y el intercambio con los músicos no tiene distancias. Jazz y tango invaden exquisitamente el espacio de la mano de un porteño, criado en Barracas, que ha tocado (y grabado) con los más grandes músicos del mundo, que se presenta seguido en clubes y espacios de la ciudad, pero que en la Flor recibe al público, se acerca a las mesas y está atento a todo como en su propia casa.

Las jornadas concluyen con una milonga. Néstor es un gran bailarín, concurrente de varia milongas porteñas y organizador de nuestra Tango & Pasta, y sale por la mesas buscando a quien quiera dejarse llevar con su abrazo.

 

Talleres abiertos de Par en Park

El miércoles 29 de noviembre los artistas de Central Park recibirán al público de 15.00 a 21.00 en la quinta edición de Talleres Abiertos, un evento en el que se podrá visitar los talleres, dialogar con los artistas y verlos trabajar. Una oportunidad que pocas veces se repite. Cada uno de los artistas va a donar una obra a la Fundación Margarita Barrientos. Cuenta la nota del Diario Perfil (lee la nota completa)

“Talleres Abiertos de Par en Park, 5° Edición” abre sus puertas para que conozcan la producción de los siguientes artistas: Antonio Seguí, Eugenio Cuttica, Eduardo Hoffmann, Eugenio Zanetti, Milo Lockett, Hernánd Dompé, Juan Lecouna, Mónica Van Asperen, Marcos López, Jorge Roiger, Carlos Gómez Centurión, Marino Santa Maria, Ana Candioti, Cecilia Duhau, Augusto Zanella, Daniel Corvino, Horacio Sánchez Fantino, Cecilia Ivancevich, Andrea Allen, Monique Rozanes, Emilio Fatuzzo, Daniel Aguirre, Carlos Benavídez, Ernesto Arellano, Sara Stewart Brown, Pepa Figueroa Cuellar, Amalia Bonholzer, Paloma Marquez y Eliana Aromando. También se podrán apreciar los trabajos de otros artistas invitados como el grupo Mondongo, Alejandro Vigilante, Feboasoma, B.L.F y Enrique Giménez.

El Central Park es una construcción que ocupa toda una manzana (entre California, Herrera, Iriarte y Vieytes) y que fue la Compañía Argentina de Fósforos. Luego, fue la mayor imprenta argentina (Fabril Financiera) donde se imprimían libros de textos y revistas para toda América Latina. El edificio, intervenido por Pérez Célis, funciona hoy de taller de los artistas mencionados. Entre éstos, nuestro parroquiano más famoso Marino Santa María a quien podrán visitar (y mandarle saludos nuestros).

Tango & Pasta. Milonga al mediodía.

El domingo 19nov17 dimos inicio a una nueva actividad que vino para quedarse y convertirse en ciclo periódico: Tango & Pasta. La idea surge de nuestro amigo/vecino ilustre Néstor Astarita, milonguero de años, quien vio la posibilidad de unir la mesa familiar de los domingos con la necesidad de encontrar un espacio que lo conjugue con e baile. La propuesta es sencilla. El menú nuestras pastas caseras (ñoquis rellenos, ravioles de verdura, sorrentinos de osobuco, canelones, ñoquis de sémola). La música está a cargo del propio Néstor quien ha seleccionado lo mejor de los Maestros que suelen bailarse en las milongas nocturnas con algunos sets de swing y salsa. El plan es perfecto. Comer en Barracas. En un boliche centenario, nacido fonda para laburantes, en un barrio donde nació el tango de la Guardia Vieja, corriendo las mesas para bailar sobre el auténtico piso calcáreo del cafetín. En diciembre, el domingo 17, habrá una nueva fecha. Y seguirá ocurriendo en 2018 el segundo domingo de cada mes. En principio. Como mínimo.