Piden proteger el entorno de un parque centenario de Barracas

Por primera vez en la ciudad de Buenos Aires, la Comisión Nacional de Monumentos propone crear un área de amortiguación visual a fin de conservar los valores patrimoniales en un entorno de principios del 1900. En Barracas, alrededor del Parque Leonardo Pereyra, una reliquia natural de casi 60.000 metros cuadrados, y del complejo del Sagrado Corazón, presentaron un proyecto para preservar la visual abierta y el pintoresco paisaje de calles de adoquines, PH, casas y edificios bajos en lotes pequeños, que conviven con talleres y fábricas distribuidos en manzanas irregulares, cuenta Virginia Mejía para el diario La Nación.

Lee la nota completa AQUÍ.

#SomosBarracas

 

4 lugares de Buenos Aires donde se vive literalmente en otra época

Es como si en Buenos Aires hubiera una máquina del tiempo en cada esquina. 

Acá uno se encuentra ferreterías, farmacias, librerías, bodegones, charcuterías o alquileres de video que parecen sacados de otra era.

La heladera de este café en el barrio de Barracas, en el sur de la ciudad, debe pesar una tonelada; toda cubierta en madera, tiene seis puertas y fue comprada en los años 40, aunque es de principios de siglo.

A su lado se lee una frase escrita por uno de los dueños: “La patria se hizo a caballo, pero la historia se escribió en cafés”.

A comienzos del siglo XX, cuando Argentina contaba con una de las economías más solventes del mundo, Barracas era el barrio industrial de trabajadores al que llegaban los inmigrantes.

A metros del puerto, abundaban las curtiembres, fábricas y galpones.

Flor de Barracas, un café de techos altos y piso de cuadros, tenía una pensión en el segundo piso y un colegio al frente.

“Para los porteños, que somos ante todo inmigrantes, sentarse a tomar café es un rito que va más allá del placer, porque conecta con esa melancolía con la que vemos la vida”, dice Lucio Cantini, artista y uno de los dueños.

Estos comentarios fueron escritos por Daniel Pardo, corresponsal de la BBC para América Latina. Para leer la nota completa cliquear en “read the full article” del siguiente link.

 

 

Cinco maestros y sus discípulos mantienen vivo el arte popular porteño

¿Qué ocurriría si Marino Santa María guardara en un cofre, bajo mil llaves, las técnicas que lo llevaron a convertirse en uno de los muralistas más importantes de la escena artística local? ¿Pero si las comparte? ¿Si formara un discípulo? Lo más probable es que así se garantice que otro artista, otro artesano, intervenga alguna pared de la Ciudad -o de cualquier lugar del mundo- utilizando los mosaicos venecianos que caracterizan el trabajo de Santa María, los que convirtieron a un pasaje del barrio de Barracas, el Lanín, en uno de los rincones mas bellos, coloridos y vibrantes de Buenos Aires, escribe para el Diario Clarín Silvia Gómez.

Lee la nota completa aquí.

 

Hesperidina – Made in Barracas

Una mañana de octubre de 1864 los 140.000 habitantes de Buenos Aires se encontraron con una sorpresa: descubrieron los cordones de las veredas pintados de naranja y carteles con una enigmática inscripción: “Se viene Hesperidina“. Debieron esperar hasta el 24 de diciembre de ese año para sacarse “la espina” y descubrir, gracias a una publicación en el diario “La Tribuna”, que la misteriosa inscripción se refería a una bebida. Así comienza la nota de Carlos Manzoni para el diario La Nación. La Hesperidina fue creada por Melville Sewell Bagley, un farmacéutico norteamericano que se instaló en la Argentina en 1862 y fundó una empresa que terminó siendo un icono para Barracas. Y para todo el país.

Hesperidina perteneció a Bagley hasta 2004. Luego tuvo un par de cambio de manos y, actualmente, parece volver para pelear por el lugar que supo ganarse en el inconsciente colectivo porteño. Todavía hoy, en los sótanos de ex-fábrica ubicada sobre Montes de Oca (actual MOCA) se guardan como tesoro los gigantescos toneles que almacenaron la bebida por más de un siglo.

Para más info les recomendamos la lectura completa de La historia de la fórmula secreta que se convirtió en la primera marca argentina.

Foto: Junta de Estudios Históricos Enrique Puccia

Néstor Astarita, quizá el mejor baterista argentino de jazz

Así cuenta la nota publicada en Página/12, y escrita por Sergio Pujol, sobre este talento barraquense y gran amigo de la casa. En 2017 realizó un ciclo de 4 shows en nuestros salones. Recientemente Néstor fue distinguido Personalidad Destacada de la Cultura por la Legislatura de la Ciudad. Este año, además, cumple 80 y lo celebrará en la Flor.

[…] fue baterista del trío de Baby López Furst. Que acompañó a Gato Barbieri en los albores de los años 60 y en el último disco que el genial saxofonista grabó en Nueva York. Que formó parte del trío de Litto Nebbia durante varios años y en sus mejores discos, por caso Muerte en la catedral, Melopea y Bazar de los milagros. Que en 1974 descolló en Italia junto al trompetista Enrico Rava, el saxofonista Massimo Urbani y el contrabajista Calvin Hill. Que fundó con Jorge “Negro” González y Gustavo Alessio el boliche musical Jazz & Pop en plena dictadura militar. En fin, que en el inolvidable colectivo Buenos Aires Jazz Fusión amalgamó milonga, candombe, rock –asegura odiarlo, aunque no es tan así– y jazz. Obviamente, Astarita hizo muchas cosas más…

Lee aquí la nota completa Batiendo el parche escrita por Sergio Pujol y publicada el 13 de mayo.

Cine y milonga

Los primeros viernes y sábados de mes suceden en la Flor dos eventos que amamos recibir: cine y milonga. El viernes tenemos “Cine y Etnografía”, la tercera temporada del Ciclo organizado por el Instituto de Arqueología, Filosofía y Letras, UBA y la Sección de Etnología, Filosofía y Letras, UBA. El evento es una oportunidad para el encuentro de #vecinos#investigadores#profesores y #estudiantes,#cineastas, #actores, #cinéfilos e integrantes de movimientos sociales. Es un espacio que pone en debate películas de diversas regiones y épocas, de pueblos que fueron alojados en el lugar de lo “exótico” y de aquellos que los “exotizaron” y colonizaron, de pueblos que también decidieron tomar las cámaras y narrar sus propias historias, pueblos y grupos sociales que continúan resistiendo para que en este mundo “quepan muchos mundos”. En este caso se proyectará Kaspar Hauser. La convocatoria es a las 19hs y la entrada es gratuita. Presenta el ciclo la Dra. Diana Lenton y la película el Lic. Sebastián Francisco Maydana.

El sábado se viene la Milonga “El abrazo verdadero” organizada por Andre Etchepare y Liliana Furió. Es una milonga que integra a personas con diferentes discapacidades con bailarines y milongueros convencionales. Un espacio único e imprescindible para el tango en Buenos Aires. Y sucede en Barracas. La actividad comienza a las 17 con una clase para luego dar paso a exhibiciones a cargo de Gabriela Torres y Pablo Pereyra de la Compañía de Danzas Sin Fronteras y la milonga musicalizada por el Dj Pablo Nieto. También hay sorteos de Vuelta al Ruedo y Yordaki. La entrada es gratuita.

#EnLaFlorPasanCosas #SomosBarracas #EsquinaMistonga #Desde1906

Tres jóvenes barraquenses con finales trágicos

Primero fueron de la Junta de Estudios Históricos de Barracas quienes nos propusieron organizar un evento recordando a Rufina Cambaceres dentro de los festejos del 30 aniversario de su creación. Simultáneamente, y para el mismo día (sábado 28/4), Ana María Cabrera, autora de la novela Felicitas Guerrero nos planteó celebrar los 20 años de su primera edición. Y, finalmente, la Junta ofreció incluir a Elisa Brown. Así se fue gestando este encuentro barraquense sobre mujeres que tuvieron un final trágico de sus vidas y que coincide con tiempos donde la condición de mujer se está redefiniendo en nuestra sociedad. (Puede que reciban vía Facebook o mails invitaciones diferentes o con distintos nombres, pero todas refieren al mismo evento que se fue organizando con el correr de las semanas).

La jornada comienza a las 18 h, con la presencia de Pablo Sura Maidana, artista neuquino que presenta su obra pictórica inspirada en Rufina Cambaceres. Continúa Santiago Gómez, Secretario de la JEHB, quien comentará aspectos de la vida de Elisa Brown. Finalmente, Ana María Cabrera, recorrerá la historia de Felicitas y lo que sucedió en Barracas a partir de la novela. Se proyectarán algunas imágenes de la película y fragmentos del ballet de Julio Bocca. Y cantará unos tangos otra barraquense: Mirta Reynal.

Para el final proponemos como plato de cena, empanadas de carne y guiso carrero, comidas típicas de época según la investigación realizada por Ana María.

Organizan la Junta de Estudios Históricos de Barracas y Ediciones Felicitas de Ana María Cabrera.
#Mujeres #SomosBarracas

La Capilla Sixtina de Barracas

Por estos días se está viralizando una obra monumental que data de 2014 (algunos siglos después de la genialidad de Miguel Ángel) pero, vamos, nuestros ángeles son infinitamente más queribles. La nueva “creación” que incluye a Diego Maradona y Leo Messi, más Bochini, Kempes, Ortega, Batistuta, Cannigia, Riquelme y otros, está en el Club Sportivo Pereyra, Alvarado 2785, Barracas.

Haciendo click en el siguiente link de TyC Sports podrán admirarla en su totalidad:

#SomosÚnicos #SomosBarracas

 

Proyecto duchas – Basílica Sagrado Corazón – Padre Sebastián

El Proyecto Ducha es llevado adelante por el Padre Sebastián García (en la foto cuando nos visitó), párroco de la Basílica Sagrado Corazón de Jesús. Es una oportunidad de higienizarse para personas en situación de calle. Cada sábado, en la esquina de Iriarte y Vélez Sarsfield, se abren las duchas dentro del templo concluido en 1908 sobre terrenos que pertenecieran a Leonardo Pereyra casado Antonia Iraola (ya en 1904, los herederos del matrimonio Pereyra-Iraola cedieron a la Ciudad de Buenos Aires 4 manzanas para establecer el parque público frente a la Basílica).

Plano de Barracas circa 1930. Observese las manzanas que conformaron el Parque Pereyra y la correspondiente al mítico Estadio del Sportivo Barracas (del que ya hablaremos).

El Proyecto Duchas surgió en Roma, en 2015, por idea del Papa Francisco. En Barracas el Padre Sebastián lo arrancó en marzo de 2016 y hoy colaboran con él 20 voluntarios que además de ayudar en el vestuario, sirven comida y brindan atención médica. El Diario La Nación lo refleja en la excelente nota: Proyecto ducha: un espacio de contención para personas en situación de calle.

#ProyectoDuchas #SomosBarracas