Colores santos

Medio escondido en un Barracas grisáceo por su pasado de fábricas y galpones, el pasaje Lanín, que va de Brandsen a Avenida Suarez, es como un canal de colores. Intervenido por el artista plástico Marino Santa María (70), esta curvada calle de sólo tres cuadras empezó a cambiar su aspecto a fines de los 90, cuando el pintor decidió revolucionar el frente de su casa natal y que hoy es su taller, con figuras abstractas de colores fuertes. Azul, verde y amarillo, con toques de blanco y celeste.

Así comienza el nota escrita por Sergio Núñez para La Agenda con un completo reportaje a Marino Santa María.

Nota completa cliqueando AQUÍ.

0 Comments

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *