Salón Villoldo

El Villoldo mira hacia la calle Arcamendia. Ocupa lo que fuera las habitaciones originales de la vivienda, que luego funcionaron de pensionado. Recién en 1965 fue incorporado como espacio de uso común con el bar. Supo tener mesas de billar y flipper. Su nombre actual lo recibe por don Ángel Villoldo, vecino de Barracas, quien fuera de joven  cuarteador de la calle larga, pero, sobre todo, alcanzara el prestigio popular al ser considerado como el padre del tango a partir de su composición “El choclo” y muchos otros grandes éxitos. La capacidad del salón es de 50 personas sentadas. Dispone de un cañón proyector para exhibir películas, presentaciones audiovisuales, sonido ambiental e independiente. Desde 2015 una puerta corrediza (que perteneciera a la Escuela Inmaculada Concepción del barrio de Montserrat) lo separa del bar logrando privacidad absoluta. Tiene también una puerta independiente que da hacia Arcamendia. Fotografías de Gregorio Traub (vecino de Barracas y fotógrafo de la Academia Nacional del Tango) cuelgan en sus paredes. El Villoldo es ideal para celebrar cumpleaños, casamientos, reuniones de amigos, desayunos corporativos, charlas, dictar talleres y proyectar ciclos de cine.

 

 

Regresar a la página de los servicios