Salimos en el programa Pantagruélico, conducido por Diego Pérez, del Canal de la Ciudad como uno de los mejores de Buenos Aires para comer estofado.

 

Barracas suma a su potencial turístico novedosos emprendimientos comerciales y culturales. Por Antonia Corrado para Télam (leer la nota completa)

 

El tradicional café de Suárez y Arcamendia cambió de dueños pero no de espíritu: comida porteña y alma de barrio. Por Karina Niebla para La Razón (leer la nota completa)

 

Cuando terminaba su maestría de Administración Cultural en la UBA, a Carlos Cantini su directora de tesis le dijo que tenía que abrirse un blog: fanático de los cafés clásicos de Buenos Aires, Cantini le hizo caso y empezó a plasmar su pasión por estos rincones de identidad cultural porteños en Café Contado. Ese recorrido lo llevó a que el año pasado lo llamaran para encarar un flamante desafío: la dueña de La Flor de Barracas, un clásico del sur de la Ciudad, buscaba un nuevo administrador. Por Claudio Corsalini para Perfil (leer la nota completa)

 

Es uno de los locales gastronómicos típicos de la zona que la Legislatura porteña en 2012 declaró Sitio Histórico. Por el lugar pasaron tangueros de ley como el Tigre del Bandoneón o Eduardo Arolas y Angel Villoldo. (leer la nota completa)

 

En la esquina de Suárez y Arcamendia (Barracas) Es la esquina arrabalera del sur de la Ciudad. Con más de un siglo, este bodegón tiene magia, si hay un lugar donde aún se respira el aire de barrio, acá es. Por Leandro Vesco para elfederal.com.ar (leer la nota completa)

 

La Flor de Barracas, reflejo de la revitalización del sur (leer la nota completa)

 

Cuatro esquinas: four notable corner bars in Buenos Aires. By Sorrel Moseley-Williams for therealargentina.com (leer la nota completa)