El Puentecito, mitos y curiosidades de la fonda de los arrabales que fue declarada Sitio de Interés Cultural

Existe una esquina en Barracas que fue testigo de una parte de la historia de Buenos Aires:… 

y no es la Flor. Así arranca la nota publicada en el Diario Clarín. Pero, sí son nuestros vecinos de la otra punta de Vieytes (o sea que la querida Vieytes tiene en cada extremo sendas fondas históricas). Y sigue la nota:

…es la de Vieytes y Luján, a metros del viejo puente Pueyrredón. Cuando esta zona de la Ciudad era la periferia, las afueras, allí existía una pulpería. Era el 1750 y este sitio convocaba a gauchos y viajantes que recorrían el país en carretas y caballos. De alguna manera u otra, esta esquina siguió siempre vinculada a la comida, a las bebidas, al fenómeno de juntarse, de compartir. Más de 200 años atrás, en torno a un fogón en el que se cocinaba a leña mientras las bebidas se enfriaban en un pozo; hoy en forma de la mejor paella y las más deliciosas tortillas y rabas porteñas.

La nota le pertenece a Silvia Gómez y para leerla completa cliqueen AQUÍ.

0 Comments

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *