11 de julio – Día Nacional del Bandoneón

El 11 de julio de 1914 nacía en Buenos Aires Aníbal Troilo, y en homenaje a este genial músico se declaró esta fecha como el Día Nacional del Bandoneón. En Barracas, por el ’14, otro tremendo bandoneonista, Eduardo Arolas ya tenía su Orquesta Típica: (la foto es de 1913) de pie, Tito Rocatagliata (violín), Gregorio Astudillo (flauta); sentados: Eduardo Arolas (bandoneon), Emilio Fernández (guitarra).

Orquesta Típica de Eduardo Arolas 1913-1918

Arolas, con 22 años cuando nacía Pichuco, ya era conocido como el Tigre del Bandoneón. Su primera aparición en público fue una noche del año 1909 en el Café Royal (Suárez y Necochea), donde algunos afirman que nació el tango. En el pequeño palco del “Royal”, más conocido como el Café del Griego, había debutado una año antes Francisco “Pirincho” Canaro con su trío. Se conoce que esa noche del ’09 se acercó a ésta esquina de La Boca el joven Arolas con sólo 16 años, y luego de la presentación del Canaro, a pedido del público, nuestro adorado vecino ejecutó su primer tango “Una noche de garufa”. Pirincho, conmovido, le prometió pasarlo al pentagrama porque Arolas todavía no sabía escribir las notas musicales.

Café del Griego (Royal), Suárez y Necochea

En la Flor AMAMOS a Arolas. “Derecho viejo”, uno de sus tangos, es un postre nuestro. La salsa “Marné” también recuerda a una composición suya. También lo homenajeamos en la ensalada “Place Pigall”. El patio de la Flor lleva su nombre. Y cada 29 de septiembre lo recordamos en su NochePero volviendo a Troilo, y cerrando el círculo, solo decir que la primera grabación de “Pichuco” en 1938 fue “Comme il faut” de un “Tigre” barraquense y vecino de la Flor.

Eduardo Arolas

Hoy, 24 de febrero, es el cumpleaños 127 de Eduardo Arolas. Barraquense. Nació a unas pocas cuadras de la Flor. Su nombre real era Lorenzo Arola (o Arolá). Hijo de franceses. De cuando los franceses tenían mejores perspectivas de desarrollo en los conventillos del arrabal porteño que en Francia. Eduardo Arolas es uno de los representantes más notables de la Guardia Vieja del tango. Compuso más de 100 en tan solo 32 años de vida. La primera grabación de Aníbal Troilo fue uno de sus temas. D’Arienzo lo grabó más que ningún otro. Etcétera. No vamos aquí a escribir su biografía. Los interesados encontrarán dónde saber más. Simplemente decir que cuando tomamos posesión de la Flor quisimos darle un justo reconocimiento y le dedicamos el patio. También nombramos algunos de nuestros platos como sus tangos. Y lucimos sus partituras y fotos en el bar. Además, cada 29 de septiembre (fecha de su muerte) organizamos junto a la Escuela Normal Superior 5 “La Noche de Arolas” con charlas (con antropólogos, arqueólogos, músicos, linguístas, historiadores) exhibición de fotos y videos, baile, perfomance, y música en vivo. Eduardo Arolas era hijo inmigrantes. Le decían el Tigre del Bandoneón. Representa este pedazo del barrio donde estaban afincadas las grandes fábricas, talleres y galpones que daban trabajo a los vecinos de la zona. En la esquina de Suárez y Arcamendia intentamos continuar con esa generosa costumbre. Somos Arolas.

13 de diciembre. Santa Lucía. Patrona de Barracas.

El 13 de diciembre se celebra Santa Lucía, patrona de Barracas. En esta publicación recordamos la fecha a través de dos links: uno describe el santuario, su construcción e inauguración; el otro es una vieja nota publicada en el Diario Clarín que refiere a la famosa pulpera del valsecito.

Parroquia y Santuario Santa Lucía

El vals de la rubia de ojos celestes

Foto: JEHBarracas

#SantaLucía #SomosBarracas

Templo escondido: la misteriosa joya oculta en Barracas

“…el caso del Templo Escondido, una joya oculta en el corazón de Barracas, hay que admitir que no alcanza con el entusiasmo turístico autóctono. Casi nadie lo conoce y es un misterio hasta para los vecinos del barrio: no tiene fachada ni salida hacia la calle, ni demasiada difusión. Está en el primer piso de un edificio donde funciona un colegio, el Santa Felicitas. Y acumula extravagancias: jamás fue consagrado para uso religioso; el párroco que dirigió su construcción se ahorcó en el lugar. La lista continúa” cuenta Miguel Frías para la Revista Viva del diario Clarín.

Para leer la nota completa cliquear AQUÍ.

 

Tres jóvenes barraquenses con finales trágicos

Primero fueron de la Junta de Estudios Históricos de Barracas quienes nos propusieron organizar un evento recordando a Rufina Cambaceres dentro de los festejos del 30 aniversario de su creación. Simultáneamente, y para el mismo día (sábado 28/4), Ana María Cabrera, autora de la novela Felicitas Guerrero nos planteó celebrar los 20 años de su primera edición. Y, finalmente, la Junta ofreció incluir a Elisa Brown. Así se fue gestando este encuentro barraquense sobre mujeres que tuvieron un final trágico de sus vidas y que coincide con tiempos donde la condición de mujer se está redefiniendo en nuestra sociedad. (Puede que reciban vía Facebook o mails invitaciones diferentes o con distintos nombres, pero todas refieren al mismo evento que se fue organizando con el correr de las semanas).

La jornada comienza a las 18 h, con la presencia de Pablo Sura Maidana, artista neuquino que presenta su obra pictórica inspirada en Rufina Cambaceres. Continúa Santiago Gómez, Secretario de la JEHB, quien comentará aspectos de la vida de Elisa Brown. Finalmente, Ana María Cabrera, recorrerá la historia de Felicitas y lo que sucedió en Barracas a partir de la novela. Se proyectarán algunas imágenes de la película y fragmentos del ballet de Julio Bocca. Y cantará unos tangos otra barraquense: Mirta Reynal.

Para el final proponemos como plato de cena, empanadas de carne y guiso carrero, comidas típicas de época según la investigación realizada por Ana María.

Organizan la Junta de Estudios Históricos de Barracas y Ediciones Felicitas de Ana María Cabrera.
#Mujeres #SomosBarracas

La Capilla Sixtina de Barracas

Por estos días se está viralizando una obra monumental que data de 2014 (algunos siglos después de la genialidad de Miguel Ángel) pero, vamos, nuestros ángeles son infinitamente más queribles. La nueva “creación” que incluye a Diego Maradona y Leo Messi, más Bochini, Kempes, Ortega, Batistuta, Cannigia, Riquelme y otros, está en el Club Sportivo Pereyra, Alvarado 2785, Barracas.

Haciendo click en el siguiente link de TyC Sports podrán admirarla en su totalidad:

#SomosÚnicos #SomosBarracas

 

Proyecto duchas – Basílica Sagrado Corazón – Padre Sebastián

El Proyecto Ducha es llevado adelante por el Padre Sebastián García (en la foto cuando nos visitó), párroco de la Basílica Sagrado Corazón de Jesús. Es una oportunidad de higienizarse para personas en situación de calle. Cada sábado, en la esquina de Iriarte y Vélez Sarsfield, se abren las duchas dentro del templo concluido en 1908 sobre terrenos que pertenecieran a Leonardo Pereyra casado Antonia Iraola (ya en 1904, los herederos del matrimonio Pereyra-Iraola cedieron a la Ciudad de Buenos Aires 4 manzanas para establecer el parque público frente a la Basílica).

Plano de Barracas circa 1930. Observese las manzanas que conformaron el Parque Pereyra y la correspondiente al mítico Estadio del Sportivo Barracas (del que ya hablaremos).

El Proyecto Duchas surgió en Roma, en 2015, por idea del Papa Francisco. En Barracas el Padre Sebastián lo arrancó en marzo de 2016 y hoy colaboran con él 20 voluntarios que además de ayudar en el vestuario, sirven comida y brindan atención médica. El Diario La Nación lo refleja en la excelente nota: Proyecto ducha: un espacio de contención para personas en situación de calle.

#ProyectoDuchas #SomosBarracas

 

La lucha de las fosforeras de Barracas

Los amigos de El Silbador nos recuerdan hoy la lucha iniciada por fosforeras barraquenses. En 1906 (año que abrió la Flor) estalló el conflicto protagonizado por las obreras de la Compañía General de Fósforos que comenzó en Barracas y se extendió a Avellaneda y Paraná: la huelga de las fosforeras. La CGFSA es la creadora de “Los tres patitos“, “Fragata” y las velas “Rancheras” (entre otros productos).

Lee el informe completo de La lucha de las fosforeras de Barracas, por El Silbador.