Un templo escondido, túneles ocultos y el fantasma de Felicitas Guerrero en el corazón de Barracas

«Pocos vecinos conocen esta reliquia neogótica construida en 1893 con características similares, a menor escala, del santuario de Lourdes de Francia. Se trata de un templo construido dentro del actual Instituto Santa Felicitas de San Vicente de Paul, pero que jamás funcionó como tal y que nunca fue consagrado como espacio sacro. Hoy forma parte del Complejo Histórico Santa Felicitas y se lo conoce como Templo Escondido» escribe Pablo Mascareño para La Nación.

Lee la nota completa y enterate de todo cliqueando AQUÍ.

 

0 Comments

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *